Tumbado

La postura Zhan Zhuang en posición tumbada también refuerza la unidad psicofísica. El cuerpo está quieto e inmóvil, todo el movimiento sucede en el interior. Dicen los clásicos: “en la quietud está el movimiento, en el movimiento está la quietud”. La volición controla la conciencia que a la vez ejerce un control, primero sobre el cuerpo, luego sobre la respiración y luego sobre la mente, finalmente los tres se regulan y se integran, alcanzando una inmensa sensación de paz interior, de calma, de serenidad, de clarividencia. La conciencia es el factor clave para la relajación pues es a través de ella que el practicante identifica cualquier tensión y equivocación corporal y la corrige. La respiración es el vínculo funcional entre la quietud externa y el movimiento interno, entre el cuerpo y la mente, por esta razón la conciencia también se centra en la respiración y en su movimiento abdominal. El grupo de músculos diafragmáticos que se contrae y se distiende ejerce un suave masaje en la zona renal, estimulando a los riñones. Gracias a la respiración abdominal y a la conciencia el Jing almacenado en los riñones se convierte en Qi que pasa al Dantian Inferior. El practicante actúa como si fuera una batería, recarga Qi que queda almacenado y preparado para circular hacia cualquier parte del organismo.
.
Los sentidos físicos que en China se llaman Los 5 Ladrones son los responsables de recoger toda la información externa para enviarla a la mente; Los 5 Ladrones mantienen constantemente ocupada la mente que no cesa ni un momento de procesar datos sensoriales y mundanos, de esta manera mantienen al cerebro siempre ocupado y lo privan de acceder al nivel superior de conciencia: la Mente Original. Mediante la meditación Zhan Zhuang, se cierra el paso a los estímulos sensoriales externos, de esta manera se consigue vaciar todo ese ruido mental que genera el pensamiento racional en la corteza cerebral. Mediante la Meditación Zhan Zhuang se retorna a la Vacuidad.
        
La postura Zhan Zhuang tumbado es ideal para personas mayores o muy debilitadas por la enfermedad. Se practica cada noche en la cama antes de dormir y también por la mañana al despertar.
Tumbarse en el colchón y apoyar la cabeza en un cojín de media altura. Flexionar las piernas y apoyar la planta de los pies en el colchón. La columna vertebral está recta y descansa en el colchón. Situar las manos delante del tórax, formando un círculo y manteniendo entre ellas una distancia de 10 cm. aprox. Los dedos de ambas manos se apuntan entre ellos. Cuando lo brazos se cansen se pueden apoyar en el colchón, manteniendo los antebrazos en alto y la misma posición de las manos.
.
La lengua descansa en el paladar, conectando los Meridianos Du Mai y Ren Mai. Se cierran los ojos y se respira por la nariz y abdominalmente de forma rítmica y natural.
.
La estructura corporal en posición tumbada determina la función energetica. Mediante la postura se puede influir sobre la mente y por tanto en el plano psicoemotivo. La posición Zhan Zhuang es una postura de equilibrio emocional. Es conveniente practicar esta meditación al principio un mínimo de 5 minutos, alargándola cada vez más tiempo hasta alcanzar unos 30 minutos diarios.
28-10-2017
Taller: Qigong en la naturaleza, Prats de Cerdanya
29-10-2017
Baños de Bosque, Cerdanya
04-11-2017
Taller: Qigong budista del templo de Shaolin
11-11-2017
Taller: Qigong de la mujer
25-11-2017
Taller: Introducción al Mindfulness
  • Qigong ON-LINE

    MEJORA TU VISIÓN
    en 15 minutos

    QIGONG PARA OJOS

    Fácil de aprender y
    aplicar correctamente

Facebook
Encuéntranos en Facebook