Concentración

La concentración es el mantenimiento de la atención en un solo punto. Existe una relación dinámica y dialéctica entre los procesos de la atención continuada y la concentración sostenida y profunda.

Hay relación directa entre la capacidad de concentración y la salud mental; un déficit de atención crónico forma parte de ciertos síndromes a los cuales la psicología clínica trata de poner remedio. Estamos mal acostumbrados a identificar la concentración con un tipo de esfuerzo que implica contracción e incomodidad.

La práctica del qigong, en cambio, nos abre la puerta a experimentar una concentración gradual y relajada  que viene favorecida por la atención dinámica y la coordinación entre cuerpo, respiración y mente. Una y otra se retroalimentan mutuamente, suscitando procesos de percepción profunda.

La concentración aporta autodominio y ejercicio de la voluntad, pero también puede favorecer la apertura a procesos de sanación de las emociones y las relaciones.  Una mayor concentración implica un alto equilibrio emocional, con el consiguiente despliegue de posibilidades de transformación y cambio en la conducta y mejoramiento del propio bienestar, de las relaciones y la comunicación.

Texto redactado gracias a la colaboración de Gabriel Jaraba, profesor de qigong y profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona

27-03-2017
Curso Trimestral Primavera: Qigong de Wudang
02-04-2017
Taller: Qigong Médico para reducir el colesterol
07-05-2017
Taller: Introducción al Qigong
14-05-2017
Taller: Qigong para las cervicales
20-05-2017
Disfruta el Qigong en la naturaleza
  • Qigong ON-LINE

    MEJORA TU VISIÓN
    en 15 minutos

    QIGONG PARA OJOS

    Fácil de aprender y
    aplicar correctamente

Facebook
Encuéntranos en Facebook